fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

Blefaritis

Causas, diagnostico y tratamiento

blefaritis

¿Qué es la Blefaritis?

La blefaritis es una inflamación de los párpados. Suele afectar a ambos ojos en el borde de los párpados. Esto suele ocurrir cuando las pequeñas glándulas sebáceas cercanas a la base de las pestañas se bloquean, provocando irritación y enrojecimiento. Existen varias enfermedades y trastornos que pueden causar blefaritis.

Generalmente, la blefaritis es una enfermedad crónica de difícil tratamiento. Puede sentirse incómodo y desagradable. Pero generalmente no causa daño visual permanente o es infeccioso.

Síntomas

Los signos y síntomas de la blefaritis suelen empeorar por la mañana. Por ejemplo:

  • Ojos llorosos.
  • Ojos rojos.
  • Arena, ardor u hormigueo en los ojos.
  • Párpados grasientos,
  • Picazón en los párpados,
  • Párpados rojos e hinchados.
  • Descamación de la piel alrededor de los ojos,
  • Costras en toda la área de las pestañas.
  • Párpados pegostosos.
  • Mayor frecuencia de parpadeo.
  • Sensibilidad a la luz.
  • La visión borrosa generalmente mejora con el parpadeo.

Si tiene signos y síntomas de blefaritis, a pesar de mantener constantemente una buena higiene, los síntomas no parecen mejorar. Limpie y cuide la zona afectada con regularidad  Y haga una cita con su médico lo antes posible.

Causas

La causa exacta de la blefaritis no está clara. En algunos casos, puede infectar a otra persona. Puede estar asociado con uno o más de los siguientes:

  • Dermatitis seborreica: caspa en el cuero cabelludo y las cejas.
  • Infección.
  • Glándulas sebáceas del párpado obstruidas o disfuncionales.
  • Rosácea: una enfermedad de la piel caracterizada por enrojecimiento facial.
  • Alergias, incluidas reacciones alérgicas a medicamentos para los ojos, soluciones para lentes de contacto o maquillaje de ojos.
  • Ácaros o piojos en las pestañas.
  • Ojos secos.

Complicaciones

Si tiene blefaritis, también puede sufrir las siguientes enfermedades:

  • Problemas de pestañas. La blefaritis puede hacer que las pestañas se caigan, crezcan de manera anormal (pestañas más largas) o se desvanezcan.
  • Problemas de la piel de los párpados. Si tiene blefaritis crónica, se pueden formar cicatrices en los párpados. O el borde del párpado puede girar hacia adentro o hacia afuera.
  • Lagrimeo excesivo u ojos secos. La secreción anormal de aceite de los párpados y otros desechos (como la descamación asociada con la caspa) puede acumularse en la película lagrimal (una solución de agua, aceite y moco que forman las lágrimas).
    • Una película lagrimal anormal puede interferir con la lubricación saludable de los párpados. Esto puede irritar los ojos y causar síntomas de ojos secos o lagrimeo.
  • Orzuelo; Un orzuelo es una infección que se desarrolla cerca de la base de las pestañas. El orzuelo es un bulto rojo doloroso cerca del borde del párpado. El orzuelo suele ser más visible en la superficie de los párpados.
  • Chalación. Los iones se generan cuando una de las pequeñas glándulas sebáceas cercanas a las pestañas se bloquea en el borde del párpado. Este bloqueo puede causar inflamación de las glándulas, lo que puede causar hinchazón y enrojecimiento de los párpados. Puede desaparecer por sí solo o puede convertirse en un bulto duro e indoloro.
  • Conjuntivitis crónica. La blefaritis puede causar ataques de ojos rojos recurrentes (conjuntivitis).
  • Daño a la córnea. La irritación constante causada por la hinchazón de los párpados o las pestañas desviadas puede provocar el desarrollo de llagas en la córnea. No tener suficientes lágrimas puede aumentar su riesgo de infección de la córnea.

Diagnóstico

Las pruebas y los procedimientos para diagnosticar la blefaritis incluyen:

  • El médico puede usar una lupa especial para examinar sus párpados y ojos.
  • Limpiar la piel para el análisis. En algunos casos, el médico puede usar un hisopo de algodón para eliminar una muestra de aceite o nudos que se forman en los párpados. La muestra se puede analizar para detectar signos de bacterias, hongos o alergias.

Tratamiento de la blefaritis

La mayoría de los casos de blefaritis requieren medidas de cuidado personal, como lavados de ojos y compresas calientes. Si las medidas de cuidado personal no son suficientes, su médico puede recomendar tratamientos recetados, que incluyen:

  • Medicamentos anti infecciosos. Se ha comprobado que los antibióticos aplicados en los párpados pueden aliviar los síntomas y resolver las infecciones bacterianas de los párpados. Vienen en muchas formas, como gotas para los ojos, cremas y ungüentos. Si no responde a los antibióticos tópicos, su médico puede recomendar antibióticos orales.
  • Medicamentos para controlar la inflamación. Use gotas o ungüentos de esteroides, generalmente solo para personas que no responden a otros tratamientos. Su médico puede recetarle antibióticos y antiinflamatorios.
  • Medicamentos que afectan el sistema inmunológico. Se ha demostrado que la ciclosporina tópica (Restasis) alivia ciertos signos y síntomas de la blefaritis.
  • Tratamiento de condiciones básicas. La blefaritis causada por dermatitis seborreica, rosácea u otras enfermedades se puede controlar mediante el tratamiento de la enfermedad subyacente.
  • Otros tratamientos (como el uso de luz pulsada intensa) pueden destapar las glándulas. Es necesario realizar más investigaciones.

La blefaritis rara vez desaparece por completo. Incluso si el tratamiento tiene éxito, la enfermedad a menudo es crónica y requiere una limpieza a diario de párpados para su cuidado. Si no responde al tratamiento, o también ha perdido las pestañas, o solo ha infectado un ojo, la enfermedad puede ser causada por un cáncer de párpado localizado.

Continua leyendo contenidos sobre salud visual y prevención de enfermedades oculares.

Otros contenidos sobre enfermedades oculares que te pueden interesar: