fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

Cataratas en los ojos: qué son y cómo se producen

Cuidar los ojos

Cataratas en los ojos: qué son y cómo se producen

El trastorno de envejecimiento ocular conocido como cataratas en los ojos es una opacidad en el cristalino, la lente natural del ojo que se encuentra detrás de la pupila. Esta opacidad es percibida por el paciente como si estuviera viendo a través de un vidrio empañado, lo que provoca visión borrosa y dificulta llevar a cabo tareas diarias básicas.

Las cataratas son la principal causa de pérdida de visión en personas mayores de 40 años de edad, teniendo en cuenta la totalidad de la población mundial. Hay más casos diagnosticados de cataratas que de glaucoma, retinopatía diabética y degeneración macular juntas.

¿Cómo se producen las cataratas?

El cristalino está conformado por agua y proteínas, las cuales empiezan a agruparse a partir de que comenzamos a envejecer, de esta manera empieza a bloquear la luz que ingresa al ojo y se reduce la claridad y nitidez de la visión.

A medida que avanzan, las cataratas pueden afectar, también, los colores que el ojo percibe, tiñendo la vista de un tono marrón.

Si bien lo más habitual es que las cataratas aparezcan como consecuencia del paso del tiempo, también existen otros factores que colaboran con su formación.

cataratas
Cataratas

El agrupamiento de las proteínas puede darse después de una cirugía en el ojo, como consecuencia de la exposición a radiación o por una lesión causada por otras enfermedades, como ser la diabetes. Además, hay una tendencia genética a contraerlas: si hay antecedentes familiares, pueden aparecer en edades más tempranas. Por último, consumir esteroides durante un período prolongado de tiempo aumenta la probabilidad de desarrollar cataratas en el ojo.

La mayoría de las cataratas actúa con lentitud y, durante etapas tempranas, no suele alterar demasiado la vista del paciente. No obstante, con el tiempo, provocan una ceguera total.

Tipos de cataratas

Existen cuatro tipos de cataratas.

  1. Catarata nuclear: afectan el centro o núcleo del cristalino. Al principio, una catarata nuclear puede producir miopía e, incluso, provocar una leve y aparente mejoría en la visión de lectura. Sin embargo, a medida que el tiempo transcurre, el cristalino va cobrando opacidad y se vuelve cada vez más amarillo. Este tipo de catarata está asociado, en mayor medida, al deterioro fisiológico.
  2. Catarata congénita: si bien no son muy comunes, hay bebés que nacen con cataratas o se manifiestan durante la infancia. Este fenómeno puede deberse al factor hereditario o estar relacionado con una infección intrauterina o un traumatismo.

Este tipo de cataratas no suelen afectar a la visión y, si lo  hacen, se extraen apenas son detectadas.

  1. Catarata subcapsular: se desarrolla en la parte trasera del cristalino. Comienza manifestándose como una pequeña área opaca que se forma justo por donde ingresa la luz. Este tipo de catarata afecta a la visión de lectura, provoca la disminución de la visión cuando se la expone a luz brillante y, a su vez, produce halos alrededor de luz por la noche.

Los pacientes que padecen de diabetes o que consumen medicación con altas dosis de esteroides, están mayormente expuestos a desarrollar catarata subcapsular.

  1. Catarata cortical: se caracteriza por presentar opacidades de color blanco en forma de estrías o cuñas, comenzando por la periferia del cristalino y avanzando hacia el núcleo, de forma radial.

Este tipo de catarata se produce en la corteza del cristalino, que rodea al núcleo.

También te puede interesar leer: Prevenir enfermedades visuales por medio de la alimentación

¿Hay tratamiento para las cataratas en los ojos?

El único tratamiento efectivo para revertir las cataratas es la cirugía ocular, la cual consiste en extraer el cristalino dañado y reemplazarlo por una lente intraocular artificial.

El procedimiento consiste en anestesiar el ojo, realizar una incisión de tres milímetros y se reemplaza el cristalino por una lente de acrílico plegable en su lugar.

En CuidarLosOjos.com compartimos información de valor e interes, pero siempre recomendamos a nuestros lectores que visiten a su oftalmólogo de forma periódica, la mejor forma de cuidar nuestros ojos es prevenir cualquier tipo de enfermedad visual. Nuestro contenido no pretende reemplazar la consulta al oftalmólogo, somos un medio de información que pretende ayudar a las personas a tomar conciencia de la importancia de cuidar su visión.