fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

Ejercicios para relajar los ojos

relajar-los-ojos

¿Por qué es importante relajar los ojos?

Es importante relajar los ojos, dado que estos hacen un gran esfuerzo diario a la hora de desarrollar las actividades cotidianas, ya sea trabajar, estudiar, hacer deporte o simplemente ver televisión.

Actividades como el trabajo, donde se requiere estar largas horas frente a una computadora, se desgastan y sobre esfuerzan la capacidad de nuestros ojos, pues deben adaptarse a diferentes niveles de brillo y de contraste.

Dicho sobreesfuerzo provoca irritación en los ojos, generalmente que lagrimean, pican, arden y se enrojecen.

Ejercicios para relajar los ojos

Para solucionar lo anterior, a continuación observaras una serie de ejercicios que contribuyen a la salud visual, recuerda estipular horarios de descanso donde puedas realizar estos ejercicios:

  • Cuatro direcciones: Asegúrate de estar en una silla cómoda, donde puedas mantener una buena posición con la cabeza recta. Posterior a esto, vas a fijar tu mirada en un punto lejano durante 5 segundos y luego irás desplazando tu vista a las otras 4 direcciones (arriba, derecha, izquierda, abajo) nuevamente manteniendo la vista 5 segundos en cada punto. Recuerda que la cabeza debe permanecer totalmente inmóvil; puedes repetir este ejercicio dos o tres veces.
  • Masaje ocular: Con las yemas de tus dedos pulgares, irás haciendo presión y movimientos circulares sobre la parte superior de tu nariz hasta los párpados. Procura no hacerlo muy fuerte; este masaje debe durar de dos a tres minutos.
  • Ejercicios de distancia: Comienza por ubicar tu brazo enfrente de tu nariz y estirarlo, también debes tener tu pulgar mirando hacia arriba. Luego vas a fijar 5 puntos de recorrido, el punto inicial debe ser la punta de la nariz, el segundo punto debe ser el antebrazo, el tercer punto debe ser el pulgar y los últimos dos puntos puedes escogerlos tú (lo importante es que se encuentren a una gran distancia). Vas a comenzar por mantener la mirada en cada punto durante 5 segundos y finalmente realizarás todo el recorrido por completo finalizando en un sexto punto que se encuentre a una mayor distancia que los anteriores.
  • Acomodación: Puedes usar tus dedos para este ejercicio, debes ubicar uno de tus dedos a una distancia de 15 centímetros de tus ojos, luego debes ubicar otro dedo a 30 centímetros de tus ojos, o a 15 centímetros del otro dedo. Posterior a esto, debes empezar a observarlos por separado a un ritmo determinado durante 1 minuto.
  • Ejercicio Mariposa: Procura estar en una posición ideal, donde tu cabeza esté completamente recta. Relaja todos los músculos faciales y empieza a parpadear a una velocidad media durante unos 30 segundos. Debes estar relajado todo el ejercicio para que los párpados no se esfuercen al moverse.
  • Calor en los ojos: Para este ejercicio debes colocar las palmas de tus manos sobre tus ojos, por lo que es importante que estas estén completamente limpias. Puedes frotar tus palmas para que estas adquieran algo de calor. Cierra los ojos y coloca tus palmas sobre los párpados de tus ojos ejerciendo una suave presión, mantén tu respiración controlada. Pasados dos minutos, retira las manos de tus ojos suavemente y abre los ojos muy despacio.
  • Movimientos rotatorios: Este ejercicio es similar al ejercicio de las 4 direcciones, sólo que esta vez debes cerrar tus ojos y comenzar a moverlos por todas las direcciones. Se debe sentir como un masaje en los ojos; el propósito principal de este ejercicio es que se alivie la tensión muscular.
  • “Seguir el dedo”: Debes mantener la cabeza completamente inmóvil, y empezar a seguir los movimientos que realiza tu dedo, lo ideal es que haga ochos o infinitos. Este ejercicio no requiere mucha velocidad, puedes hacerlo lentamente, controlando tu respiración.
  • Ejercicios de enfoque: Procura estar sentado en una buena posición, toma un objeto (puede ser un libro o una revista) y ubícalo cerca de tus ojos; luego de esto, empezarás por tapar un ojo y mirar con el otro, debes divisar por completo todos los detalles del material que estés observando. Terminado este proceso, realizalo con el otro ojo. Luego de mirar el objeto de cerca, vas a hacer lo mismo con el objeto a una distancia mayor, manteniendo los ojos trabajando por separado.

También te puede interesar leer: ¿Cómo cuidar los ojos cuando practicas algún deporte?

Medidas básicas de autocuidado

Finalmente, recuerda acudir periódicamente a las citas con tu oftalmólogo, para descartar el desarrollo o padecimiento de algún trastorno ocular.

También procura mantener las medidas de higiene básicas, como el lavado regular de manos y el uso único de objetos como toalla y sábanas.

Complementa estas medidas con la construcción de una dieta balanceada rica en antioxidantes y ácidos grados (omega-3).

Limpia a diario tus párpados con una solución especializada para esa delicada área de la piel.

También te puede interesar leer:  Importancia de la limpieza de párpados y pestañas