fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

El cáncer de ojos o cáncer ocular

cancer-de-ojos

¿Por qué se da el cáncer de ojos?

El cáncer ocular o el cáncer de ojos se origina cuando hay un descontrol en el crecimiento celular. Estas células cancerosas pueden desplazarse a otras partes del cuerpo, a este proceso se le llama metástasis, por ejemplo, algunas células cancerosas en los ojos pueden desplazarse hasta el hígado y desarrollarse ahí.

El cáncer de ojos más común es el “melanoma intraocular primario”, hace referencia a un cáncer que es propiamente del ojo y no una propagación de otra parte del organismo, a su vez esta anomalía nace en el globo ocular (es decir dentro del ojo, de allí el término intraocular) afectando las células denominadas melanocitos.

Este cáncer puede aparecer en diferentes partes del ojo como la úvea (capa intermedia del ojo) y la conjuntiva (capa delgada sobre la parte blanca del ojo).

Existen diferentes tipos de cáncer de ojo, por lo que es de vital importancia que su médico identifique a qué tipo corresponde. En algunos casos, el cáncer de ojo puede identificarse por los síntomas presentados, síntomas como la visión borrosa, cambio en el tamaño de la pupila e irritación.

Diagnóstico del cáncer de ojos

Para el diagnóstico se suelen realizar pruebas como la ecografía (se coloca un dispositivo en forma de varilla sobre el párpado o el globo ocular, luego el dispositivo emite ondas de sonido y a su vez recoge el eco de dichas ondas; finalmente los ecos recogidos dan lugar a una imagen), la angiografía (se suministra un tinte en la sangre y se utiliza una luz especial para hacer que el tinte brille, posterior a esto se toman imágenes del fondo del ojo, evaluando los vasos sanguíneos principalmente), la tomografía (se usan rayos X para ver el interior del organismo y ver si el cáncer se ha propagado), la biopsia (se extrae una pequeña cantidad de tejido para analizar si contiene células cancerosas; este examen no suele ser muy común), entre otro tipo de exámenes.

Luego de diagnosticar el cáncer, el médico debe dar un veredicto sobre la estadificación de este, es decir si se ha propagado o qué tanto se ha propagado. En el caso del melanoma, hay cuatro tipos 1, 2,3 y 4 siendo 1 la etapa de menor propagación. Al determinar la fase de propagación del cáncer, se determina con mejor exactitud el tratamiento adecuado para el paciente.

También te puede interesar leer: Cáncer de párpados

Tratamientos posibles

En cuanto al tratamiento, éste dependerá de la fase de propagación del cáncer (como se mencionó anteriormente), de la parte del ojo que está siendo afectada, de la efectividad del tratamiento con respecto al diagnóstico del médico, de la edad y generalidades del paciente (incluyendo patologías hereditarias), y finalmente la satisfacción o comodidad del paciente.

Los tratamientos más usados son:

–          La radioterapia, en este procedimiento se usan rayos x (generalmente) que cuentan con una alta energía para eliminar las células cancerosas. Para el cáncer de ojo usualmente se utilizan placas o semillas de radiación cerca del tumor.

En cuanto a los efectos secundarios de la radioterapia, en primer lugar se encuentra la visión del ojo; aunque algunos efectos suelen desaparecer cuando el tratamiento finaliza, es de vital importancia que dialogues todas las dudas con el equipo médico a cargo.

–          El láser, se usan para calentar las células cancerosas y de esa manera eliminar las células cancerosas; este tipo de tratamientos se suelen usar como complementos de la radioterapia. Los efectos secundarios del láser abarcan principalmente todo lo que es lesiones oculares, sin embargo, recuerda hablar con tu equipo médico sobre todas las dudas que te cause el procedimiento.

–          La cirugía, esta depende del tipo de cáncer que se presente y del lugar donde se desarrolle, algunas cirugías suelen extirpar el globo ocular y algunos tejidos cercanos. Las cirugías presuponen ciertos riesgos en sí, como la posibilidad de contraer una infección en el quirófano o de que se presenten complicaciones durante el procedimiento; nuevamente, debes consultar a tu médico sobre todo lo que involucra el procedimiento.

–          La quimioterapia, se define como el uso de medicamentos para tratar el cáncer, se pueden suministrar tanto por inyecciones como por vía oral. Estos medicamentos ingresan a la sangre y por ende al resto del cuerpo. Este tratamiento puede durar muchos meses.

Entre los efectos secundarios, se encuentra el cansancio, el malestar estomacal, la caída del cabello, entre otros. Recuerda dialogar con tu equipo médico sobre todo el procedimiento.

Finalmente, recuerda atender a todas las indicaciones del médico a cargo de tu tratamiento, ya sea un postoperatorio o recomendaciones durante el uso de medicamentos, sesiones de radiación o de láser.