fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

El ectropión

ectropion

¿Qué es el ectropión?

Hablamos de ectropión cuando el borde, ya sea del párpado superior o del párpado inferior se gira, dejando expuesta la parte interna del párpado; se suele presentar con más frecuencia en el párpado inferior.

Esta anomalía es bastante común, se presenta con bastante frecuencia, al igual que anomalías como el entropión, la triquiasis y la ptosis palpebral.

En algunos casos puede llegar a generar lesiones, tales como úlcera y abrasiones, dado que la córnea está mucho más expuesta de lo normal. También puede generar infecciones como la conjuntivitis, que, si no se tratan a tiempo, pueden llegar a ser de carácter crónico.

 Posibles causas de ectropión

Entre sus posibles causas se encuentran el carácter hereditario, que el ectropión sea provocada por un traumatismo, por parálisis facial (se denomina ectropión paralítico) y por procesos de cicatrización (se denomina ectropión cicatricial).

Diferentes tipos de ectropión

A su vez, dependiendo de la causa por la que se presenta el ectropión, se determina el tipo de ectropión. Estos tipos son:

    • El ectropión involutivo: Se presenta con mucha más frecuencia que los demás tipos y suele depender de distintos factores como la edad, el sol, el tabaco, la alimentación, entre otros. Dichos factores provocan una pérdida de tono en el tejido palpebral (es decir en los párpados), y aumentan en un alto índice la elasticidad en los músculos y tendones que se encuentran alrededor de la zona ocular.
    • El ectropión cicatricial: En este caso el ectropión se presenta, porque el proceso de cicatrización da lugar a una retracción cerca al tejido del párpado, dando lugar a esta condición. La lesión que está cicatrizando puede ser de cualquier índice ya sea por una quemadura, por una enfermedad, por un traumatismo, por una cirugía, etc.
    • El ectropión paralítico: En este caso el ectropión aparece debido a una condición llamada espasmo o parálisis facial, donde el ojo se afecta directamente. 
    • El ectropión congénito: Es el tipo que se presenta con menos frecuencia; el ectropión aparece desde el nacimiento, suele estar asociado a una disminución en la apertura del párpado.

También te puede interesar leer:  Blefaritis, importancia de la limpieza de párpados y pestañas

 Síntomas que se pueden llegar a presentar

En cuanto a los síntomas, estos incluyen la irritación ocular, el lagrimeo excesivo (normalmente sucede cuando el ectropión se encuentra en el párpado inferior), la sequedad ocular, la sensación de incomodidad o de un cuerpo extraño en el ojo, el enrojecimiento en áreas como el borde del párpado y la parte blanca del ojo denominada esclerótica. Todos estos síntomas se asocian a la afección que se produce en la lágrima con respecto a la córnea, producida precisamente por la posición que el párpado ha adaptado.

En algunos casos también se puede presentar, pérdidas en la visión o visión borrosa, dolor, sensibilidad a la luz y enrojecimiento anormal. Si llegas a presentar estos síntomas recuerda que debes acudir inmediatamente a tu médico especialista, en este caso un oftalmólogo.

Tratamiento del ectropión

Para el tratamiento de esta condición, se recomienda en primer lugar el uso de gotas para los ojos como lágrimas artificiales que alivien los síntomas o las molestias provocadas por la posición en la que el párpado se encuentra. De igual manera, estas gotas contribuyen a la hidratación de la córnea para que esta no sufra lesiones tan fácilmente.

Sin embargo, para corregir por completo esta condición se necesita de un proceso quirúrgico. Este proceso quirúrgico también se determinará de acuerdo a la causa del ectropión; usualmente suele ser una cirugía de carácter ambulante, que se hace bajo anestesia local y que tiene como propósito colocar los párpados en la posición adecuada.

Para el postoperatorio, debes atender a todas las recomendaciones de tu médico especialista, y seguirlas a la perfección para que el párpado sane de la manera adecuada.

También te puede interesar leer: Blefaroplastia o cirugía de párpados

Prevención

Condiciones como esta no tienen prevención, debido a que no hay manera de prevenir una afección en la posición de los párpados. Solamente se puede tratar, es decir, solamente puede recibir tratamiento más no prevenirse.

Recomendaciones básicas de cuidado ocular

Recuerda mantener todos los cuidados oculares básicos, ya sea si presentes o no este tipo de condiciones, dado que estos te ayudarán a mejorar tu salud visual diariamente. Hablamos de cuidados como el lavado regular de manos y el uso individual de elementos personales como toallas, cepillos, sábanas, cobijas, maquillaje, entre otros; de esta manera, reducirás drásticamente los riesgos de contraer una infección bacteriana en los ojos, o de causar lesiones por la presencia de cuerpos extraños en el ojo.

Además, también es aconsejable que construyas un buen hábito alimenticio, a través de la elaboración de una dieta balanceada en antioxidantes y ácidos grasos como el omega-3, que se encuentran en frutas, verduras y pescados.