fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

Glaucoma

¿Qué es Glaucoma?

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es un grupo de enfermedades oculares que dañan el nervio óptico y su salud es fundamental para una buena visión. Este daño generalmente se debe a que la presión en los ojos es más alta de lo normal.

El glaucoma es una de las principales causas de ceguera en personas mayores de 60 años. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en los ancianos.

¿Cómo se produce el glaucoma?

No hay señales de advertencia para muchas formas de glaucoma. El efecto es tan gradual que es posible que no note cambios en la visión hasta que la enfermedad progresa a una etapa avanzada.

Dado que la pérdida de visión causada por el glaucoma no se puede recuperar, es importante realizarse exámenes oculares que incluyan mediciones de la presión intraocular para poder hacer un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado.

Si el glaucoma se detecta temprano, es posible retrasar o prevenir la pérdida de la visión. Si tiene esta afección, generalmente necesitará tratamiento por el resto de su vida.

Síntomas

Las características y síntomas del glaucoma varían según el tipo y la etapa de su afección. Es decir dependiendo del caso. En los siguientes ejemplos se podrá visualizar mejor:

Glaucoma de ángulo abierto

  • Los puntos ciegos con visión lateral (periférica) o central irregular a menudo aparecen en ambos ojos.
  • Visión de túnel en una etapa avanzada.

Glaucoma agudo de ángulo cerrado

  • Dolor de cabeza intenso
  • dolor de ojo
  • Náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Halo alrededor del halo
  • ojos rojos

Si no se trata, el glaucoma puede provocar ceguera a largo plazo. Incluso después del tratamiento, dentro de los 20 años, aproximadamente el 15% de los pacientes con glaucoma perderán la vista en al menos un ojo.

¿Cuándo consultar a un médico?

Si experimenta algún síntoma de glaucoma agudo de ángulo cerrado, como dolores de cabeza intenso, dolor ocular y visión borrosa, vaya a la sala de emergencias o al consultorio del oftalmólogo (oftalmólogo).

La razón

El glaucoma es el resultado del daño del nervio óptico. A medida que los nervios se deterioran gradualmente, aparecen puntos ciegos en el campo visual. Por razones que los médicos no comprenden completamente, este daño a los nervios generalmente está relacionado con un aumento de la presión ocular.

El aumento de la presión intraocular se debe a la acumulación de líquido (humor acuoso) que circula en el ojo. Por lo general, este líquido interno se descarga a través de un tejido llamado red trabecular en el ángulo donde se cruzan el iris y la córnea. Cuando se produce demasiado líquido o el sistema de drenaje no funciona normalmente, el líquido no fluirá a una velocidad normal y la presión en el ojo aumentará.

El glaucoma suele ser hereditario. Los científicos han identificado genes relacionados con la presión intraocular alta y el daño del nervio óptico en algunas personas.

Los tipos de glaucoma incluyen los siguientes:

Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto es la forma más común de la enfermedad. El ángulo de drenaje formado por la córnea y el iris permanece abierto, pero la red trabecular está parcialmente bloqueada. Esto hace que la presión en los ojos aumente gradualmente. Esta presión puede dañar el nervio óptico. Sucede tan lentamente que puede perder la vista antes de que se dé cuenta del problema.

Glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado, también conocido como glaucoma de ángulo cerrado, ocurre cuando el iris sobresale hacia adelante para reducir o bloquear el ángulo de drenaje formado por la córnea y el iris. Como resultado, el líquido no puede circular por los ojos y la presión aumenta. Algunas personas tienen ángulos de drenaje estrechos, lo que las pone en mayor riesgo de glaucoma de ángulo cerrado.

El glaucoma de ángulo cerrado puede ocurrir repentinamente (glaucoma agudo de ángulo cerrado) o gradualmente (glaucoma crónico de ángulo cerrado). El glaucoma agudo de ángulo cerrado es una emergencia médica.

Glaucoma de tensión normal

En el glaucoma de presión arterial normal, incluso si la presión intraocular está dentro del rango normal, el nervio óptico se dañará. Nadie conoce la razón exacta. Es posible que tenga un nervio óptico sensible o que llegue menos sangre al nervio óptico. Esta circulación sanguínea limitada puede ser causada por aterosclerosis, acumulación de depósitos de grasa (placas) en las arterias u otras condiciones que dificultan la circulación sanguínea.

Glaucoma infantil

Los bebés o los niños pueden sufrir de glaucoma. Puede ser congénito o puede aparecer en los primeros años de vida. Un tubo de drenaje bloqueado o una afección médica no diagnosticada pueden causar daño al nervio óptico.

Glaucoma pigmentado

En el glaucoma pigmentado, las partículas de pigmento del iris se acumulan en el canal de drenaje, lo que ralentiza o bloquea el líquido que sale del ojo. A veces, actividades como el jogging eliminan las partículas de pigmento y las depositan en la malla trabecular, provocando aumentos intermitentes de presión.

Para conocer mas información sobre el glaucoma y otras enfermedades oculares puedes seguir navegando por nuestro sitio web: