fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

Lagañas en los ojos o costras del sueño ¿Qué son y por qué salen?

laganas-en-los-ojos

En algunas ocasiones cuando despertamos nos encontramos con algunos residuos en nuestros ojos, se conocen como costra de sueño, lagañas, flujo ocular y con otros nombres según el país. En este artículo vamos a explicar porque aparecen las lagañas en los ojos, y porque muchas veces son tan abundantes que nos dificultan abrir los ojos.

Lo primero que debes saber es que este residuo es el resultado de un proceso de protección que tienen los ojos, así que no es algo anormal, pero en algunos casos sí puede ser un sintoma de algun tipo de enfermedad ocular.

Nuestros ojos están protegidos por una película lagrimal, esta se encarga de mantenerlos húmedos, cada vez que parpadeamos se limpian fluidos que se producen por la conjuntiva.
También te puede interesar leer: El ojo y sus partes

Aquí la razón de las costras del sueño: cuando dormimos dejamos de parpadear, por esa razón el flujo o fluido ocular se acumula en los ángulos de los ojos, y en las pestañas, durante la noche o el periodo de sueño se pueden endurecer, formando la costra, que en algunos casos puede ser también una sustancia pegajosa.

Si te despiertas en la mañana con las costras  de sueño en tus ojos no tienes que alarmarte, como ya lo explicamos es un fenómeno normal de la protección de los ojos, la presentación puede variar en las personas, puede ser duro, húmedo, pegajoso, incluso muchas veces aguado, el color suele ser amarillo y en algunos casos verdoso.

¿Cuándo hay que prestarle atención a las lagañas de los ojos o costras del sueño?

Hay algunos casos en los que esta materia no se produce por los factores normales explicados anteriormente, pueden ser provocados por que el ojo tiene una infección u otro tipo de enfermedad. Si empezamos a producir esta materia aun cuando estamos despiertos, podemos estar frente a un sintoma tipico de la blefaritis. Esta es una enfermedad muy común de los párpados.

En otras ocasiones, se presenta con mucha frecuencia en los pacientes que sufren de  síndrome de ojo seco.

Como siempre lo repetimos en nuestro sitio web, cualquier cambio en los ojos merece ser revisado, si notas que estas costras van en aumento debes asistir de inmediato al oftalmólogo, no te confíes, puede ser señal de otra afección que deba ser tratada rápidamente.

Si tienes alguno de los siguientes síntomas o signos debes ir al oftalmólogo de inmediato:

  • Aumento del flujo ocular
  • Cambio de color del flujo ocular, de amarillo a verde, de amarillo a blanco
  • Empezar a tener problemas para abrir los ojos, sucede cuando los párpados se quedan pegados por el exceso de flujo
  • La visión se torna borrosa
  • Aumenta la sensibilidad a la luz
  • Presentar ojos rojos
  • Inflamación en los ojos o en los párpados
  • Dolor ocular

Recomendaciones:

Como siempre, nuestra primera recomendación es el aseo, nunca te toques los ojos con las manos sucias, se recomienda lavarse las manos por lo menos cada 3 horas, y dependiendo de tu trabajo o actividad aumentar esta práctica.

Las manos guardan muchas bacterias o gérmenes, y cada vez que nos llevamos las manos a los ojos estamos en riesgo de adquirir una infección ocular.

Limpia tus párpados dos veces al dia con ILAB CLEAN NF, este producto es a base de árbol de té, es un agente que elimina bacterias como el demodex, una de las principales causas de la blefaritis.

También te puede interesar leer: Aceite de árbol de té ideal contra la blefaritis por demodex

Si despiertas con las costras del sueño, procura no restregar los ojos, recuerda que la córnea es muy delicada y cualquier mínimo rasguño puede convertirse en una enfermedad más grave como la queratitis. Entonces toma una toalla limpia, y humedecida con agua tibia, presta atención a la temperatura del agua, no debe estar caliente, también puede afectar tus ojos. Ahora lleva la toalla humedecida con agua tibia a tus ojos, mantenlos cerrados, y muy suavemente realiza un masaje para limpiarlos. No presiones, ni frotes los ojos con fuerza.

Es muy importante que si tienes alguna infección como blefaritis o conjuntivitis uses la toalla y la laves, no uses la misma toalla otra vez, recuerda que estas enfermedades son contagiosas, y pueden pasar de un ojo a otro fácilmente. O pueden volver a infectar el ojo que ya ha sanado.

La conjuntivitis

Otra de las causas frecuentes de las costras de sueño es la conjuntivitis, esta enfermedad es muy contagiosa y molesta.
En estos casos las costras se tornan pegajosas y más gruesas, de color verde o en algunos casos gris.
El aspecto de las costras puede variar según el tipo de conjuntivitis que el paciente tenga, puede ser bacteriana, viral o alérgica.

Si deseas más información sobre la conjuntivitis, te invitamos a leer: CONJUNTIVITIS, LA CONTAGIOSA ENFERMEDAD OCULAR

Esperamos que esta información sea de mucho valor para tu salud visual, recuerda que puedes compartir nuestros artículos y así ayudar a muchas personas a cuidar sus ojos.

Las costras de los ojos o lagañas se presentan normalmente en la gran mayoría de las personas, pero volvemos a insistir: si sientes algún cambio anormal, acude inmediatamente al oftalmólogo para prevenir molestias mayores.

Enfermedades de los ojos: Blefaritis: importancia de la limpieza de párpados y pestañas