fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

Luteina y Zeaxantina

Antioxidantes naturales para el cuidado de la salud visual

consumir-luteina-para-los-ojos

Estos son pigmentos que caracterizan por tener un color amarillo, altos y solibles en contenido graso, los cuales se concentran en la parte de real de la retina, parte que nos permite tener la agudeza visual.

Marcando y estableciendo diferencia en comparación a otros carotenos  como el beta caroteno y él beta cryptoxantina, o que sería la litrona y la Zeaxantina no se consideran unos precursores de lo que se considera la vitamina A, esto se debe a que se confiera una forma de vitamina activa.

Lo que se considera como un papel fundamental es la luteína y la zeaxatina es que busca evitar la formación de radicales que sean libres o de liberados y de moléculas oxidativa, que se consideran las causantes de algunos o todos los daños en las membranas de las células de los tejidos oculares.

Tienen como función, proteger a la mácula y al cristalino ante la acción oxidante del factor luz. La luteína y la zeaxantina reducen el daño que los oxidantes provoca esto gracias a la luz azul. Agregando que esto se afirma gracias a las demostraciones por ciento es de algunos estudios y, además estas vitaminas se encarga de proteger al ojo frente a cualquier acción fotoquímica que se le atribuye a la capacidad antioxidante que ambas posean.

Ante tal situación lo que es la distribución de la luteína y la zeaxantina en el ojo o en ambos ojos puede indicar que estas se encargan de cumplir diversas funciones. La zeaxantina es un componente dominante del centro de la mácula, mientras que la luteína predomina más bien en los bordes exteriores de la misma. Por lo que ambas en conjunto significan un enorme complemento sumamente potencial para proteger la vista.

Es una creencia y un pensar colectivo que tanto la luteína como zeaxantina puedan ejercer funciones varias por medio de diversos mecanismos ópticos, sin embargo aún falta mucho por investigar y por comprobar.

Algunos estudios que corresponden a la observación, los cuales se han efectuado, indica que asegura que una dieta que sea alta y rica en luteína y zeaxantina es perfectamente capaz de reducir tanto el riesgo de cataratas y otras enfermedades oculares como la degeneración de la mácula o mejor DMRE Degeneración macular relacionada con la edad, está ocasionada por razones de envejecimiento natural.

La luteína y  la zeaxantina se encuentran altamente inter relacionados y a menudo se considera que estos están juntos, aunque a veces en cantidades distintas según la composición, asimismo como pueden variar según la fuente.

Fuentes alimenticias de luteína y zeaxantina

Estudios aseguran que es la luteína Se puede encontrar en diversos vegetales y granos, tales como: espinaca, lechuga romana, maíz, brócoli, semillas de trigo, zapallo, acelgas, apio, espárragos, nabo Verde, col rizada o kale, succino, collard greens que se considera un tipo de col específico.

Así como también se encuentra en la luteína En frutas que tienen colores naranjas o amarillos como: melón, peras, mango, papaya, naranjas, melón, guayaba, ciruelas pasas o guindones,

Por otra parte, la zeaxantina Se puede encontrar en ciertos vegetales y en algunas frutas específicas, siendo estas naranjas o amarillas tales como: maíz, naranjas, nectarines, papaya, berros, zapallo, achicoria.

Agregando que en estudios recientes se pudo descubrir que el pigmento naranja es una rica fuente de zeaxantina y, que una fruta seca que se conoce como Lycium barbarum (fructus lycli), También una planta que se utiliza muchísimo y es bastante recurrente en la medicina china, para atender diversos problemas relacionados a la visión, es una excelente fuente de zeaxantina, aunque lamentablemente contiene muy poca luteína.

Los alimentos los cuales contienen altas cantidades tanto en luteína como en zeaxantina son: El maíz y la yema del huevo.

También puedes leer:  ¿Qué es la Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMRE)?

Cocción y almacenamiento de luteína y la zeaxantina:

La luteína aparenta ser bastante sensible a lo que sería la cocción y su almacenamiento. Lo que significa que a la larga cocción de los vegetales de hojas verdes que produce el contenido de luteína que pueda tener. Por ejemplo, lo que sería la concentración de luteína en la cebada tostada va a disminuir grandemente conforme la medida de la temperatura de lo que sería la cocción aumenta. Y, la luteína presente en la semillas de trigo va a disminuir cuando ésta es almacenada por largo tiempo.

La verdad es que no existen datos mayores sobre los efectos de la cocción o el almacenaje de la zeaxantina.

Sin embargo, y por otro lado; de acuerdo con los estudios, El cuerpo humano absorbería mejor la luteína que contiene la yema del huevo que la luteína de los vegetales o de los suplementos vitamínicos, esto a pesar de qué la yema de huevo contiene menor cantidad de luteína que la espinaca o el brócoli

Se cree que la razón de esto se debe a que la yema del huevo contiene grasa y colesterol, mientras que la luteína es soluble en grasa, por lo tanto y esto significa que no va a poder absorber si si no hay suficiente grasa presente. Dado el contexto se puede agregar un poco de aceite, preferiblemente de oliva, a todas las ensaladas te espinaca brócoli y demás vegetales que contenga la vitamina. Esto ayudaría a un mejor aprovechamiento de la misma así como también una mayor concentración de lo que sería la luteína en los vegetales que la contienen.

Los suplementos dietarios con luteína y zeaxantina

 

Vitaminas para los ojos MACUCAPS
Suplemento dietario: MACUCAPS

La industria farmaceutica ha desarrollado suplementos dietarios con el objetivo de lograr que las personas con problemas como la degeneración macular tengan una ingesta sugerida y que cumpla con las necesidades para disminuir el avance de la enfermedad, en las principales farmacias se encuentran suplementos dietarios como Macucaps, que es muy recetado actualmente por sus componentes de luteína, zeaxantina, vitamina E, vitamina C y omega 3.
Estos suplementos son muy efectivos y no solo ayudan a los ojos, en general terminan siendo benéficos para todo nuestro organismo por tratarse de antioxidantes que mejoran o ayudan a conservar nuestros órganos por más tiempo.

También te puede interesar leer: La luteína y su importancia para la salud visual