fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

¿Qué es la vitrectomía?

vitrectomía

La vitrectomía es una cirugía donde se realiza una pequeña incisión, a nivel del vítreo; esta cirugía tiene un carácter mínimo de invasión y puede realizarse bajo anestesia local.

Casos donde se realiza la vitrectomía

Esta cirugía suele realizarse cuando se da por ejemplo, una hemorragia vítrea, que a su vez es producida por enfermedades como la retinopatía o la trombosis venosas retinianas. En esta cirugía se extrae el humor vítreo, que es un líquido gelatinoso y transparente. Patologías como desprendimiento de la retina, enfermedades visuales como la miopía y enfermedades de la mácula, inflamaciones del ojo y algunos casos de uveítis.

LA VITRECTOMÍA RESUELVE EL 90% DE LOS CASOS DE DESPRENDIMIENTO DE RETINA MÁS COMPLEJOS

Pruebas de diagnóstico necesarias

Para realizar la cirugía es necesario que el médico especialista, en este caso un oftalmólogo haga las pruebas de diagnósticos principales, en primer lugar se debe hacer una ecografía, esta consiste en una evaluación en el fondo del ojo, para ello se aplica gotas anestésicas en el ojo y luego se usan ondas sonoras de alta frecuencia, de manera que los ecos de dichas ondas forman la imagen necesaria de la estructura ocular.

También se debe hacer una tomografía, que tiene como propósito principal explorar a todo detalle posible la retina, la mácula y el nervio óptico. La angiografía y el test electrofisiológico de igual manera son necesarios, ambos sirven para detectar patologías en el ojo.

Elementos y otros detalles para la vitrectomía

Esta cirugía requiere de un equipamiento muy fino dado que se necesitan hacer incisiones muy pequeñas en la pared externa del ojo. Se necesitan elementos como una luz para iluminar la retina, una cánula de irrigación que ayuda a mantener la presión intraocular y un elemento que extraiga el vítreo. En algunos casos le pueden introducir algún tipo de sustancia que rellena la parte interior del ojo, puede ser aceite de silicona o gas.

El procedimiento puede seguir alguno de los pasos siguientes, extraer todo el humor vítreo (líquido gelatinoso o transparente) o el tejido cicatricial de la retina, extraer la catarata en su totalidad, extraer un objeto y/o partícula extraña, reposicionar la retina en el lugar correcto (contra la pared posterior del ojo), reparar el desprendimiento de retina.

Al colocarse una burbuja de gas en el ojo, es bastante el probable que se le determine una posición fija al paciente durante determinado periodo de tiempo; es decir, que muchos médicos recomiendan estar boca abajo o de costado durante cierto rango de tiempo, atender de la manera adecuada a este tipo de procedimientos es de vital importancia para que el paciente pueda sanar apropiadamente.

Otra recomendación a la que el paciente debe prestar atención es evitar los viajes, sobretodo en avión, dado que los cambios muy bruscos de altitud pueden influir fuertemente en el tamaño de la retina.

También  te puede interesar leer: Cirugía de cataratas

El postoperatorio de la vitrectomía

Luego de que la cirugía sea realizada, el médico le agendará varios controles durante 1 o 2 meses. Además de lo anterior, luego de la cirugía se le pone un parche al paciente sobre el ojo operado; Este se lo puede retirar Al día siguiente aunque notará una molestia leve al parpadear y en algunos casos presentar irritación.

Se recomienda no hacer ningún tipo de actividad física durante Al menos una semana, esto debido a que al inyectar sustancias como el gas, da lugar una mala visión que gradualmente se va recuperando.

De igual manera el doctor le recetará antiinflamatorios y antibióticos para aliviar las molestias y disminuir el riesgo de contraer una infección. También le pueden recetar gotas de tipo ciclopléjicas para dinamizar el movimiento de la pupila y controlar la presión intraocular.

Esta cirugía se puede realizar en dos casos, cuando se necesite extirpar el vítreo (como se mencionó anteriormente) y cuando se quiera tener acceso a la retina. Este último caso se da porque el paciente sufre enfermedades retinales que requieren un tratamiento intraocular.

Recomendaciones generales

Recuerda de igual manera, mantener una rutina básica de limpieza ocular con las medidas pertinentes como el lavado regular de manos para reducir el riesgo de contraer infecciones, y con este mismo fin, evitar prestar o compartir objetos de uso personal como bien lo pueden ser toallas, sábanas, cepillos, maquillaje, etc. Dado que estos elementos son de uso único e individual.

También es importante mantener una dieta balanceada que contenga la mayor variedad posible de frutas y verduras, pues estos alimentos son ricos en antioxidantes que contribuyen a detener la velocidad con la que avanza el envejecimiento celular. A su vez, es importante que la dieta contenga ácidos grasos como el omega-3, este se puede encontrar en peces de agua fría como la trucha y las sardinas.

Recuerda también mantener controles permanentes con tu oftalmólogo.