fbpx Saltar al contenido
Cuidar Los Ojos

Todo sobre la fatiga visual

fatiga-visual-fatiga-ocular

¿Qué es la fatiga visual?

La fatiga visual, también llamada astenopia, se define como un sobreesfuerzo de la vista y usualmente no es una repercusión de otra enfermedad presente en el organismo.

Este tipo de molestias se deben a los continuos cambios en las distancias de los enfoques.

Para acomodarse al enfoque requerido, los ojos hacen un proceso que se conoce como reflejo acomodativo, en el cual mediante los cambios de forma del cristalino (el cristalino se expande o se estrecha) se puede enfocar a diferentes distancias. Junto con el cristalino se encuentran los músculos ciliares, los cuales contribuyen a la adaptación de la forma del cristalino.

Por tanto, la fatiga visual afecta directamente la parte del ojo conocida como el cristalino y afecta la capacidad de enfocar objetos de cerca; esto dado a la fatiga de los músculos ciliares que dificulta la adaptación del cristalino.

Posibles causa de la fatiga visual

Es decir, que las causas más comunes son actividades como permanecer mucho tiempo sentado frente a una pantalla, tener una medida correctiva inadecuada en los ojos, la falta de sueño, leer sin pausas, estrés y la exposición a ambientes que tengan un aire muy seco (sistemas de calefacción y/o aire acondicionado).
En algunos casos, puede deberse a un defecto visual puesto que el cristalino pierde propiedades como la elasticidad, a su vez, esto es debido al proceso de envejecimiento en nuestro cuerpo. Los episodios de fatiga visual suelen ser más comunes desde los 40 años en adelante.

También te puede interesar leer: Aumento del ojo seco por el uso de dispositivos móviles

Síntomas comunes de la fatiga visual

Se suelen presentar síntomas como molestias en los ojos (irritación, ardor, quemazón), lagrimeo excesivo, visión borrosa, dolor de cabeza y otras partes del cuerpo como cuello y hombros, sensibilidad a la luz, dificultades para concentrarse, ojos secos, entre otros.

Si tienes síntomas o signos como los anteriormente mencionados, debes acudir inmediatamente a tu médico. Antes de la consulta recuerda hacer una lista de los síntomas que has presentado y el rango de tiempo que han durado; también debes tener en cuenta nombrarle al doctor sobre alguna condición especial, ya sea hereditaria o de otra índole, y finalmente recuerda hacer una lista de preguntas o dudas que tengas frente a la condición que estés presentando.

También te puede interesar leer: ¿Qué es un oftalmólogo y cómo elegir al adecuado?

De igual manera, el médico deberá hacerte preguntas relacionadas con los aspectos anteriores y también debe evaluar el ambiente donde usualmente te desarrollas como el trabajo, la casa, etc.

Diagnóstico y tratamiento

En cuanto al diagnóstico de la fatiga ocular, el médico especialista (en este caso un oftalmólogo) hará un análisis de la vista o un examen oftalmológico para determinar la condición que presentas y de esta manera darle una solución apropiada. El tratamiento es un proceso más práctico, dado que se basa en la adquisición de hábitos diarios para relajar la vista. Sin embargo, también se puede prescribir al paciente algún tipo de gotas como las lágrimas artificiales para aliviar las molestias de la condición.
Por otro lado, algunos pacientes optan por la medicina alternativa, con el uso productos naturales que alivian los síntomas. Productos como el extracto de arándano o el aceite de pescado.
También te puede interesar leer: EL Ojo Rojo ¿Qué hacer cuando un ojo se pone rojo?

Complicaciones

La fatiga visual no tiene consecuencias graves, pero sí puede llegar a ser bastante molesta y dificultar tus actividades de la cotidianidad.
Recomendaciones para aliviar las molestias de la fatiga ocular
A continuación, te presentaremos algunos consejos que te ayudarán a mejorar las molestias de la fatiga ocular. Sin embargo, recuerda acudir primero a la valoración de un especialista:

• La iluminación: Procura siempre tener una muy buena iluminación de tu espacio, sobre todo al realizar actividades como leer o mirar pantallas digitales. La luz debe ser tenue, un punto medio entre el brillo y la opacidad.
• Los descansos: Realiza descansos en el trabajo o en el tiempo que estés frente al computador, puedes cambiar el espacio de vista e ir retomando poco a poco la actividad que estabas realizando.
• El tiempo: Limita al máximo el tiempo en una posición determinada, trata de dinamizar la actividad a realizar, cambiando de espacios o de posiciones continuamente.
• El parpadeo: El parpadeo ayuda a refrescar los ojos, dado que al parpadear se producen lágrimas que humedecen la zona ocular. Es importante que parpadees con más frecuencia al estar frente a una pantalla digital para prevenir síntomas como la sequedad en los ojos.
• El monitor: La posición en la que se encuentran tus objetos de trabajo, también son de vital importancia; por ejemplo, el monitor de tu computador debe estar ubicado a un brazo de distancia, de manera que el borde superior de la pantalla esté al nivel de tus ojos.
Si deseas consultar más sobre la salud ocular, puedes ingresar a nuestro blog.

Para estar al día con nuestros contenidos puede seguirnos en facebook.